Translate

27 de mayo de 2011

ASTURIAS : LA RUTA DEL CARES CON NIÑOS

RUTA DEL CARES: LA GRAN AVENTURA




CATEGORIA:      Ocio en familia al aire libre
EDAD:                De 6 a 60 años
PRECIO:             Gratis
CUANDO:          De Abril a Septiembre.
                         Imprescindible buen tiempo
DÓNDE:            Asturias (AS) - León (LE) ( Poncebos (AS) - Caín (LE))
CLAUDIA DICE:"...Papá podemos parar, ¿la tenemos que hacer entera?...."
CONSEJO:       Imprescindible planificación
MÁS INFORMACION:
Centro de interpretación de los Picos de Europa 985 84 86 14
También en estas webs
Hacía bastante tiempo que tenía ganas de realizar esta aventura con mi familia y cuál fué mi sorpresa cuando al empezar a planificarla me encontré con que la mayoría de las webs y de la información que existe es bastante imprecisa, contradictoria ó incompleta en cuanto a lo que a la ruta en sí se refiere ó inexistente en lo que se refiere a realizarla con niños.

Así pues este post además de un diario de a bordo de nuestra experiencia os servirá para aclarar dudas respecto a la ruta y a la forma de afrontarla.

Lo primero que debes tener en cuenta si vais a realizar esta ruta, y más aún si la haréis con niños, es que se trata de una ruta de montaña, por lo tanto requiere de una preparación previa, no solo en el plano físico , sino también en lo que se refiere a lo que os vais a encontrar y sobre todo lo que vais a necesitar durante el trayecto.

  
Antes de comenzar a abordar la ruta debemos disponer de una serie de datos
La ruta completa abarca el tramo comprendido entre las localidades de Posada de Valdeón (LE), Caín (LE) y Poncebos (AS), si bien este recorrido es tan largo que la mayoría de la gente lo realiza entre Poncebos y Caín que es un recorrido de 12 kms (solo ida), por lo que tendremos que tener en cuenta que si hacemos ida y vuelta serán 24 kms en total, lo que se traduce en unas 6 horas de camino ida y vuelta a un paso ligerito, si bien se supone que la vais a hacer con niños lo cual ralentizará bastante vuestro paso. Nosotros la completamos en 7 horas y media y no la hicimos entera. 

La ruta se puede realizar en ambos sentidos bien iniciándola en Poncebos en Asturias o bien desde Caín en León.



Aunque en todas las webs que he consultado la marcan con dificultad fácil y  no tiene un desnivel excesivo debéis tomar una primera decisión ya que el tramo comprendido entre Poncebos y el alto de los Collados (los 2 kms iniciales desde Poncebos) es una cuesta y un auténtico rompepiernas y más aún  si no estáis entrenados (imaginaos para los peques).

Con todo el mundo que me crucé que inició así iban cansados desde el principio y estaban deseando parar a descansar por lo que no disfrutarón el resto de la ruta como se merece ya que lo realmente bonito se encuentra precisamente en la otra punta, en Caín.

Por tanto mi primer consejo es iniciar la ruta desde Caín (León). Si estáis alojados en Asturias, hasta Caín hay unos 110 kms la mayoría por puerto de montaña (unas 2 horas en coche) Marcad en el navegador Posada de Valdeón y desde ahí a Caín el tramo es totalmente recto. No os dejéis engañar por los comentarios de la web, no es mala carretera pero exige concentración y respeto de las señales de tráfico por lo que os recomiendo que si lo hacéis os lo toméis como parte de la ruta y lo disfrutéis viendo los paisajes que son impresionantes.
También podéis alojaros en Posada de Valdeón ya que existen varios alojamiento rurales.

En lo que se refiere a exigencia física, realmente la ruta la puede realizar cualquier persona que pueda andar por sí misma, si bien debe afrontar el trayecto como un paseo y no como una competición o un reto personal, por lo que si no estáis entrenados os debéis olvidar del reloj y tardar el tiempo que necesites, sin fijaros límites, o bien daros la vuelta antes. 

Hay varías cosas que es imprescindible que tengáis en cuenta antes de iniciar esta ruta.
  • En primer lugar se trata de un camino de montaña, por lo que debeís llevar calzado cómodo y adecuado a este tipo de terreno, preferiblemente botas de montaña y al menos un par de calcetines de repuesto. 
  • No existen ni chiringuitos ni servicios en todo el recorrido, consecuentemente debéis llevar mucha agua, al menos un litro por cada participante (nosotros tuvimos que compartirla con otra familia a mitad de camino ya que no habían previsto este aspecto) , algo de comida (bocadillos) y algún tentenpié que os dé energía, tipo barritas de cereales o chocolatinas y más de un paquete pañuelos de papel para otras urgencias.

  • Debeís realizar la ruta con el mejor tiempo posible ya que existe riesgo de desprendimientos y nunca lloviendo ya que este riesgo se multiplica.

  • Personalmente recomiendo llevar gorra, crema solar y a ser posible bastones para caminar.

  • La mayoría del camino es un camino de montaña sin asfaltar y sin barandillas de entre un metro y medio y dos metros y en bastantes tramos a ras de precipicio por lo que los niños siempre deben ir de vuestra mano y pegados a la pared.

  • Os recomiendo que para realizarla huyaís de las fechas con más afluencia, puentes, vacaciones, etc, ya que cuando hay mucha gente la cosa se complica bastante.

  • Por último recordaros que la ruta se realiza por el sendero alto, es decir, por la ladera de la montaña, pero existe otro camino a ras del río por el que también puede haber gente paseando por tanto NO TIREÍS PIEDRAS HACIA EL RÍO, PODEÍS MATAR A ALGUIEN (de echo casí todos lo años muere alguien por este motivo); algo que parece tan evidente resulta no serlo ya que me costó estar llamando la atención todo el camino a bastante gente por este motivo.

Si os queda alguna duda os recomiendo llamar al centro de interpretación de los Picos de Europa, nosotros lo hicimos y nos sirvió de mucha ayuda.




Metiéndonos en materia, en lo que a la ruta propiamente dicha se refiere yo recomiendo iniciarla en Caín, ya que es aquí donde se encuentra el tramo más bonito de la ruta y desde donde resulta más cómodo realizarla ya que no existen excesivas pendientes.

Una vez en Caín aparcareís el coche y comenzareís a caminar en dirección al río Cares por su margen izquierdo, una vez que llegueís a la orilla atravesareís un primer puente que os llevará al margen derecho donde comienza el camino que os conducirá hacia la presa que se encuentra a unos 500 metros.



Antes de cruzar de nuevo al margen izquierdo del río, desde la misma presa podréis divisar como el camino discurre excavado en la roca formando cuevas que se abren con balcones en la roca que permiten ver el curso del río. Quizás es el tramo más bonito de toda la ruta.
Continuareís avanzando por estas cuevas hasta que el camino se abra de nuevo e iréis dejando el río siempre a la derecha. El camino comenzará a coger altura hasta llegar al puente de los Rebecos, un puente metálico  que quizás sea la imágen más representativa de la ruta que seguro que todos conocéis a través del cual volveremos a cruzar hacia el margen derecho del río.



 Continuaremos por este margen hasta el siguiente puente, el puente Bolín, donde como veís podréis comenzar a encontraros con visitantes inexperados que a partir de aquí cada vez serán más habituales, practicamente hasta llegar al alto de los Collados cerca de Poncebos.
Uno de los mayores atractivos de esta ruta para los peques es precisamente la existencia de cabras en libertad.
Podréis pararos a observarlas e incluso a veces se dejan tocar, pero ojo, como bien sabe Claudia les encantan las empanadas y los bocadillos y no dudan en robárselas a los niños si estos no las tienen a buen recaudo.
En cualquier caso observar a los rebecos es un espectáculo digno de verse.



Otro detalle que debeís tener en cuenta es que os encontráis en su habitat, por tanto, los extraños aquí soís vosotros, respetadlas siempre y recordad que no os van a ceder el paso, si os cruzáis con ellas es posible que tengáis que bordearlas porque no se van a apartar.

Por el puente Bolín volveréis a cruzar al margen izquierdo del río continuando la ascensión por el camino, a partir de aquí y hasta la mitad del camino os acompañará el canal Culiembro. 


Seguiréis adelante ascendiendo hasta un puente de piedra que separa Asturias y León, lo cual podréis comprobar leyendo los carteles de las paredes, punto donde el camino ya ha alcanzado una altura considerable.


El camino sigue adelante hasta llegar a la mitad de la ruta en la Majada Culiembro .
Este punto se reconoce por varios detalles. Hay un cartel que marca la mitad del camino entre Poncebos y Caín y que indica que tenéis más o menos una hora y media hacia cada sentido. En nuestro caso no fue cierto, aquí ya llevavamos más de dos horas y cuarto andando.

El mismo cartel indica que si queréis podéis iniciar un ascenso a través de la montaña de unas nueve horas hasta llegar a Covadonga, cosa que lógicamente no os recomiendo salvo que tengáis más moral que el alcoyano.

Además existe una casa de pastores y una praderilla donde podréis descansar y pararos a tomar un bocadillo. Es el lugar más adecuado de toda la ruta para hacerlo.


En este punto ya habéis visto lo más bonito de la ruta. Personalmente os recomiendo que os toméis un descanso en la pradera y que aprovechéis para tomar un bocadillo. Después emprended el camino de regreso.

Todo avance a partir de este punto hacia Poncebos es una machada sobre todo si váis con niños ya que váis a someter a los peques a una paliza innecesaria.

En mi caso he de pedir disculpas a mi familia ya que nosotros continuamos con la machada, pero vosotros que tenéis ocasión no caigáis en este error salvo que estéis muy preparados físicamente y tengáis mucha sed de aventuras.

Si decidís continuar adelante tras un rato caminando os encontraréis un nuevo puente de madera que pasa por encima de un riachuelillo. Es una nueva oportunidad de darse la vuelta. El paisaje es muy bonito pero el camino comienza a hacerse duro y el cansancio evidente.


En este punto también es habitual encontrase de nuevo a las cabras con más hambre aún que antes, no os olvidéis que os acabáis de comer un bocadillo y aún oléis a jamón.


A partir de aquí comienza la subida más dura por el lateral de la montaña a través de un camino bastante empinado y algo más difícil que el anterior.


Este camino asciende directamente hasta el alto de los Collados; en ningún caso paséis con los peques del punto en que aparecen en la siguiente foto Ester y Claudia ya que es una subida totalmente innecesaria que termina en el alto de los Collados que es el punto más alto de la ruta y donde comienza el descenso hacia Poncebos.



Si habéis iniciado en Caín lógicamente no se os ocurra descender ya que luego os tocará subirlo y a estas alturas llevaréis cerca de tres horas y media caminando, de hecho hace ya tiempo que deberíais haber dado la vuelta y haber emprendido el regreso hacia Caín.

Como os digo yo dejé a las chicas en el punto de las fotos y seguí ascendiendo yo solo una media hora más para comprobar si merecía la pena seguir adelante y lógicamente la respuesta fué NO.

Un último detalle, como he repetido en varias ocasiones deberíamos haber dado la vuelta mucho antes, por lo que la pobre Claudia se pegó una paliza innecesaria y eso que está bastante acostumbrada a andar.
Aún así lo consiguió ella sola por lo que he de felicitarla, si bien es cierto que esto no hubiese sido posible si mi mujer no hubiese estado contándole un cuento ininterrumpidamente durante cerca de cuatro horas y media, y este es precisamente mi último consejo, aunque la ruta es preciosa, esto no es un gran aliciente para los peques, los cuales se cansarán pronto de ver tanto paisaje por muy bonito que sea, ya que la ruta es dura. 
El mayor incentivo para ellos serán sin duda los encuentros que tendreís a lo largo de la ruta con las cabras, así que más vale que lleveís preparados muchas empanadas y varios cuentos por si no os cruzaís muchos rebecos.

Espero que la disfrutéis tanto como nosotros, pero no os olvidéis es imprescindible preparar adecuadamente esta ruta.

Bonham


6 comentarios:

ESTER dijo...

Disculpas aceptadas!!!!
Eso sí, la próxima te inventas un cuento tu...aunque no creo que puedas superar el mío (jejejejejej). BSS ;-)

Alfredo dijo...

MMM,¡qué interesante! Esta semana santa estuvimos por Asturias y ni oímos hablar de ella. Para la próxima vez que vayamos para allá, visitaremos la ruta, me ha parecido chula de verdad. A nosotros que nos gusta ir por el Pirineo a hacer alguna andada de vez en cuando, seguro que nos gusta.
¡¡Besotes familia!!

javier dijo...

Gracias por la información. Este verano íbamos a empezar la ruta en Poncebos, pero con lo que has dicho, empezaremos en Caín. Una de nuestras hijas, curiosamente, también se llama Claudia.
Gracias de nuevo.

Bonham dijo...

No hay de qué Javier. Solo un detalle. Recientemente leí que había habido un desprendimiento y parte de la ruta había quedado cortada. Ponte en contacto con las oficinas de turismo que reseño para que te lo confirmen. Un abrazo.

Anónimo dijo...

El desprendimiento esta arreglado,recomiendo empezar la ruta por Cain,la parte que corresponde a Leon es la mas bonita.

Juan M. Perez dijo...

Nosotros la hicimos ayer con dos niñas.
Salimos de Caín, andamos dos horas y media, nos hicimos el bocata y para abajo.
La ruta muy bonita, aunque hay veces que da miedo asomarse a ver el río.
Una cosa a resaltar es que entre las gasolineras más cercanas, Cangas de Onis y Riaño hay 65km. Contando con la ida, la vuelta y las marchas cortas no hay que ir justo de gasolina.
Gracias Bonham.