Translate

27 de junio de 2014

AVENTURA EXPRESS: LA RUTA DEL PRADO PELUCA

RUTA SENDERISTA  DEL PRADO PELUCA :  LA PEDRIZA 
CUENCA ALTA DEL MANZANARES

Parking de Canto Cochinos. Producción propia.

Hace un par de días nos salió un "día tonto", es decir, uno de esos días en que estás con la peque y te preguntas ¿y hoy que hago? ¿Plan sedentario tipo nos tiramos al sillón a ver una peli? ¿Ó algo más movidito, la siempre socorrida salida con las bicis?

El caso es que aprovechando que era jueves, no era una mañana excesivamente calurosa, me apetecía algo diferente y  seguramente el resto de los mortales estaría trabajando, lo cual seguramente se traduciría en que lo podríamos hacer prácticamente solos, me acordé de una ruta senderista por la Pedriza que hacía mucho tiempo que no hacía y que tenía ganas de enseñarle a la peque, tanto por los buenos recuerdos que de ella tenía, como por lo divertido que podría ser una aventurilla improvisada.

Se trata de la ruta de subida al refugio Giner de los Ríos en la Pedriza.

Es una ruta de dificultad baja que se puede hacer muy fácilmente con los peques en unas dos horas y media subida y bajada y que tiene el equilibrio perfecto entre paseo por el bosque y aventura  en la naturaleza saltando de piedra a piedra, y que además ofrece el añadido de que cuenta con unos paisajes privilegiados del parque regional de la cuenca alta del Manzanares.

Cancho de los muertos desde el sendero. Producción propia.

Así que, nos equipamos apropiadamente y nos lanzamos a la aventura (no olvidéis las gorras, el calzado adecuado, la crema solar y el agua) .

El acceso se realiza desde Manzanares el Real, por la carretera hacia la Pedriza. Personalmente os recomiendo realizar una parada en el centro de educación ambiental, justo a la entrada del parque. Allí os podrán ampliar la información de la ruta y podréis visitar la exposición permanente que sin duda descubrirá nuevos aspectos de la visita a los peques.

www.Ociopormadrid.es. Centro de educación ambiental. Modificado 17 de abril de 2014. recuperado 26 de Junio de 2014 de 

Después debéis entrar en el parque y dirigiros al aparcamiento de Canto Cochino que se encuentra a 5 km de la entrada donde dejaréis el coche y comenzaréis la ruta. 

El itinerario comienza atravesando el puente de madera que se encuentra al final del aparcamiento donde comenzarán las marcas blancas y amarillas que os conducirán por una senda ascendente a través del bosque de pinares que transcurre bordeando el Arroyo de la Majadilla. 

Según os vayáis alejando del aparcamiento, los sonidos de la naturaleza se amplifican; el sonido del arroyo, los cantos de los pájaros, la piñas que caen, el sonido del viento entre los árboles, etc. Concederos el lujo de pararos de vez en cuando y cerrar los ojos unos minutos, os sorprenderéis con el abanico de sonidos que se abrirá a vuestros sentidos.

La aventura se multiplicará por mil si dejáis que los peques os guíen y vayan descubriendo dónde se encuentran las señales.

Senda de ascenso y señales. Producción propia.

Ésta ruta es una ocasión excelente para iniciarles en la orientación, pues  no se trata de una senda totalmente recta, sino que el sendero natural se corta en varios tramos  (lo cual indica con una señal blanca y amarilla en forma de cruz que señala que por allí no se puede seguir) y obliga buscar las señales para subir al nuevo trazado que se encuentra unos metros más arriba, pero que obligarán a los peques a buscar las nuevas señales. 

En algunos tramos la señalización puede incluir una franja roja, además de las habituales blanca y amarilla, ello se debe a que la ruta comparte trazado en algunos puntos con el G.R.10.

Según se va ganando altura el terreno y el paisaje se vuelven más rocosos, con grandes formaciones de granito que se funden con el camino y que convierten algunos tramos de la senda en escaleras naturales que transforman "el paseo" en una aventura. 

En este punto os recomiendo bajar de vez en cuando hacia el trazado del arroyo, que se encuentra a escasos metros, y cruzar a la otra orilla para disfrutar de las curiosas formaciones rocosas, abundando entre ellas las piedras caballeras.

Así llegaréis hasta el puente de madera que os dará acceso al Prado Peluca.

Puente Prado Peluca. 
Producción propia.

Una vez aquí cruzadlo y subid hacia el refugio Giner de los Ríos que se encuentra unos metros más arriba y que es el final de la ruta.

Refugio Giner de los Ríos. Producción propia.

 El paisaje desde el mirador del refugio es espectacular, así que es el lugar ideal para hacer un alto en el camino y aprovechar para reponer fuerzas e hidrataros mientras les contáis batallitas a los peques.

Vistas desde el mirador del refugio. Producción propia.

Desde aquí iniciaréis el descenso por el mismo trazado pero en sentido inverso hasta que lleguéis al aparcamiento.

Una vez en casa podéis realizar varias actividades con los peques.

  • Buscar información acerca de la formación de las rocas graníticas y las piedras caballeras.
Os recomiendo visitar:


  • Visitar el museo Geominero de Madrid para ampliar conocimientos sobre los minerales y las rocas Os dejo  en enlace a la visita que nosotros hicimos pinchando aquí Museo geominero Museo geominero

  • Rellenar el cuaderno de campo con muestras de hojas que recogisteis durante la aventura.
Os dejo la información de la ruta que nos facilitaron en el centro de educación ambiental por si os resulta de utilidad





Espero que lo disfrutéis tanto como nosotros. 

Bonham.





Dos días cómicos en Valdemoro